jueves, 24 de diciembre de 2020

25 años de Magic: El Encuentro

 Este año que acaba será recordado como el de la pandemia. Sin embargo, en 2020 se cumplen 25 años de la publicación de Magic en castellano.


 

Magic: El Encuentro es la traducción de la 4ª edición de Magic: The Gathering. Se puso a la venta el 19 de julio de 1995 y, como todas las primeras ediciones en un nuevo idioma, tenía el borde negro. Sin duda, y aunque en 1994 ya había una buena comunidad en nuestro país, fue con esta edición con la que muchos españoles nos iniciamos en Magic.


 

Parece ser que se imprimieron 10 millones de cartas (V. Dragón #21) y que para finales de año esta edición estaba prácticamente agotada (V. Urza #6). El mazo de 60 cartas tuvo un precio de 1.200 pesetas y los sobres de 15 tenía un PVP de 375 ptas. Como novedad, la 4ª edición es la primera edición básica que no incluía tierras básicas en los sobres, sino que estas solo aparecían en los mazos.


 

Pero hubo muchas novedades más. Para empezar, la colección básica pasó de tener 306 cartas a 378. Se retiraron 50 cartas y se añadieron otras 122. Los motivos para retirar las cartas fueron varios: por poderosa, confusa, poco útil, ilustración poco adecuada, etc.


 

En el caso de la Fuerza impía lo que hicieron es quitar el pentagrama invertido del fondo de la ilustración.



Todo el mundo coincide en que se perdió más que se ganó. Para empezar, se retiraron las diez tierras dobles. Pero a esto hay que sumar cartas tan útiles como el Demonic Tutor, la Wheel of Fortune, Fork, Sol Ring, Braingeyser, Copy Artifact o Regrowth, además de criaturas como el Serendib Efreet, el Kird Ape, el Atog o el Sedge Troll.


 

Por el contrario, las incorporaciones más importantes fueron la Factoría de Mishra, la Cantera, el Impuesto sobre las tierras y la Biblioteca silvana.

Con respecto al diseño, también hubo cambios significativos. El principal, el diseño de las cartas, que con Revised se había recortado el borde y los colores habían perdido intensidad.


 

El símbolo de girar cambió (de una "T" se pasó a una flecha), y el de maná blanco también. 


 

Por último, los sobres se hicieron opacos, para evitar que se vieran las cartas a contraluz sin necesidad de abrirlos.


 

Por último, la edición española en borde negro tuvo dos fallos de impresión: el Serra Angel, que apareció con la ilustración del Elemental de tiempo y Cavar túneles, que llevaba la ilustración de la Cantera


 

En su momento también se habló mucho de la traducción de algunas cartas, como el Tornillo siniestro (Black Vise) y el Latigazo mental (Mind Twist).


 

En fin, estamos hablando de una edición que hoy en día se valora bien (un Relámpago en buen estado puede estar en los 20 €) y que hizo que muchos de nosotros empezásemos a jugar a este fantástico juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario